Del modelo al plan de negocio

Javier Sancho: “El mayor riesgo para una start-up es crear un producto que nadie quiere”

 

 

 

 

 

 

 

En el seminario “Del Modelo de Negocio al Plan ‘A’ de Empresa”, Javier Sancho, responsable del Área de Emprendimiento de la Nau de la Innovació, explicó a los asistentes cómo elaborar un plan de negocio dándole un enfoque distinto al plan de negocio tradicional, para ello se apoyó en el 'business model canvas', una herramienta para diseñar e innovar modelos de negocio, y en la metodología Lean start-up, relativa a la gestión de start-ups innovadoras.

Sancho destacó que, de entre las características principales del modelo canvas, la propuesta de valor y el público a quién nos dirigimos son los elementos clave para cualquier proyecto, ya sea una start-up o una empresa ya consolidada. Dicha propuesta debe basarse en el problema que queremos solucionar a nuestro cliente y expresar cómo le damos solución con los productos o servicios de nuestra empresa. Así, “el primer objetivo de una start-up innovadora radica en validar el binomio problema-solución, porque “el mayor riesgo de una start-up es crear un producto que nadie quiere”.

Por lo tanto, “una de las primeras tareas de cualquier start-up es salir a la calle y averiguar si su producto o servicio funciona”, así lo asegura Javier Sancho al explicar a los asistentes que el 5% de emprender gira entorno a la ‘visión’, mientras que el 95% restante a la ‘ejecución’.

En la ejecución del plan de empresa los cambios, modificaciones o rectificaciones pueden estar a la orden del día, por ello el responsable del Área de Emprendimiento afirma que “la realidad de un plan de empresa es que ha de estar dispuesto a ‘pivotar’, es decir, estar abierto a realizar e incorporar cambios”. Para reforzar este argumento, Sancho expuso ejemplos muy conocidos, como los casos de Google, Flickr o Facebook, proyectos que nacieron con el objetivo de cubrir mercados o necesidades distintas a las que cubren en la actualidad. Originalmente, la red social de Mark Zuckerberg estaba dirigida exclusivamente a estudiantes universitarios, sin embargo ahora cuenta con más de mil millones de usuarios de diferente perfil alrededor de todo el mundo y además, está disponible en más de 110 idiomas.

Los errores también forman parte del proceso de creación o lanzamiento de un producto o servicio, de esta manera, Sancho propone no caer en la confusión de ver el plan de empresa como una realidad, sino más bien como una hipótesis.

El precio de lanzamiento de un producto innovador suele ser otro de los dilemas de todo emprendedor. Establecer precios muy bajos o a coste cero parece, a priori, una buena manera para llamar la atención o darse a conocer, pero, ¿es la mejor forma de comprobar si el producto o servicio es viable? Según apunta Javier Sancho “lo mejor para saber si un producto es viable es que la gente esté dispuesta a pagar por él”.

Por último, el responsable del Área de Emprendimiento de la Nau indicó que la gestión empresarial es una combinación de ciencia y arte, por lo que asegura, no es aconsejable seguir al pie de la letra todo lo que se encuentre en ‘biblias’ o manuales del emprendedor, sino más bien recomendó coger lo que a cada proyecto le interese.

eskisehir escort eryaman escort samsun escort bursa escort